loading...
   
  Cine
  Moon
 
Por Magalí Vander Vorst

En un futuro cercano, Sam (Sam Rockwell) está a punto de terminar su contrato de tres años trabajando aislado en una nave lunar para proveer de helio a la tierra y se encuentra con su doble, Sam. Descubren que el primer Sam está a punto de morir (algo así como los replicantes de Blade Runner, pero aquí duran 3 años) y deben conseguir salvarle.

 

Los efectos especiales de esta ópera prima de Duncan Jones (hijo de David Bowie) están muy bien hechos, la ambientación lunática es genial, el espacio, la nave… dan ganas de ser Sam para poder salir a flotar por la luna. Además, esta recreación espacial está bien aprovechada gracias al tono lento de la película. La mitad del film son escenas muy largas y descriptivas para conocer el entorno pero en las que no sucede prácticamente nada. Hay una línea muy delgada entre hacernos sentir la soledad del protagonista y aburrirnos. Duncan no la vio.

 

La película empieza cuando, al aparecer Sam 2, Sam 1 se da cuenta de que puede que le maten pero que antes puede que él mismo muera. Parece un poco lio, ¿verdad?  No os preocupéis, como sólo hay tres personajes (aunque el término personaje responde a persona y en este caso ninguno cumple esos requisitos) no es complicado seguir el hilo. ¿Cuál es la complicación máxima para que Sam 1 llegue a su objetivo de salvarse? Pues es Gertry: esa máquina parecida a una fotocopiadora gigante con un sempiterno smiley en la pantalla para reflejar sus emociones -Si, en una película futurista con estaciones lunares, la última generación para dotar de emociones a las máquinas ha sido un smiley, seguro que el señor del Messenger estaría en alguna parte forrándose con los derechos de autor-. Este es un robot muy peligroso porque por azares de la vida intenta ocultar a Sam1 su terrible destino. Sin embargo, la alineación de los planetas, el cambio del viento, u otro elemento completamente invisible al espectador debe de ser lo que le hace cambiar de idea para que decida ayudarle o no. Estos cambios de humor son tan gratuitos que la única explicación que se me ocurre es que es una máquina con la menstruación o que en un futuro la gente se comporte así, entonces siento no ser tan visionaria como Duncan para entenderle.

 

Hablando de entender, he de decir también, para ser franca, que la película deja muchos cabos sueltos (y no porque sea, o no, de las de final abierto), de 15 personas que vimos juntos la película, sólo una la entendió.

 

Por otro lado, debido a paradojas del destino (o del marketing), Kevin Spacey, uno de los primeros créditos, no aparece por ninguna parte, parece ser el que dobla a Gertry (la fotocopiadora), pero en la versión doblada no hay ni rastro... Supongo que Duncan estaría también en la luna cuando hizo los créditos, pero en la de Valencia.

 

Diré algo bueno y objetivo de esta película: ha ganado diez premios y arrasó en Sitges como mejor película, guión y director. No me preguntéis por qué.

P.d: Os invito a ver el tráiler para conocer a Gertry, el emoticono de Messenger.

 

Puntuación: 4

 







Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=