Cine
  Carriers-Infectados
 
Por Magali Vander Vorst

Infectados, a pesar de lo que puede parecer, no es una peli de zombies. Tampoco catastrofista. Y mucho menos de terror.

Sólo es una historia de cuatro jóvenes huyendo de un virus. Nada más. Y nada menos. Sólo punto de vista. Se omiten las teorías científicas sobre la enfermedad, la especulación o las reacciones del gobierno a la amenaza. Simplemente cuatro tíos huyendo en un coche.

Con un planteamiento así de sencillo podría tratarse de un corto; de hecho, yo apoyo la moción, sobre todo sabiendo que estos dos hermanos vienen del territorio del cortometraje. Pero la razón para que dure 87 minutos es que los Pastor (Àlex Pastor, David Pastor, directores y guionistas) tenían mucho que decir audiovisualmente. La realización de los hermanos españoles despierta constantemente la atención y nos intriga a  seguir la historia por sencilla que parezca. Merece la pena.

También la fotografía (Benoît Debie) es sugerente; impecable. El viaje de los jóvenes es el hilo que seguimos para enseñarnos los paisajes, cómo está el percal por el estado y, a la vez, implicarnos en las decisiones morales que tienen que tomar los personajes.

Brian (Chris Pine) es el cabecilla de los cuatro, él ha puesto las cinco normas para sobrevivir. De ellas la más importante es “los infectados ya están muertos y hay que dejarlos atrás”. Es el personaje que más destaca, tanto por su actuación (aunque no tiene una feroz competencia) como porque es en el que más profundizamos. Mientras Brian intenta que todos sigan adelante manteniendo sus normas, asume los principales problemas tragándose sus palabras porque no siempre es tan fácil deshacerse de la gente que te rodea para salvar tu pellejo. Brian junto con su hermano Dani (Lou Taylor Pucci) son los más dinámicos. El resto de personajes son excusas para ayudar a la trama principal: huir. Pero, aunque por un lado esto es una gran carencia, también responde a la idea de la película: mostrar sólo una huida, nada más

Es un filme que, a pesar de la esporádica cámara en mano, y los ocasionales infectados de los que hay que escapar, se desmarca de las películas de zombies gracias a hacer más hincapié en las reacciones de la gente ante un problema ya consolidado; es como asistir a una película ya empezada, nos ahorra los preliminares y escenas de presentación y se centra en hablar de la soledad del que sobrevive. Nada más. Y nada menos.

Puntuación: 7

 





Añadir comentario acerca de esta página:
Tu nombre:
Tu dirección de correo electrónico:
Tu mensaje:
 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=